domingo, 2 de febrero de 2014

Disarm // Armas musicales


El escultor y artista visual mexicano Pedro Reyes concretó este año uno de sus proyectos más ambiciosos en materia de arte social: se trata nada más y nada menos que de un conjunto de armas destruidas y vueltas a ensamblar pero esta vez como instrumentos musicales que están programados para tocarse por sí solos.

Este proyecto nació a raíz de otra iniciativa que desarrolló en el 2007 llamada “Palas por Pistolas”, la cual consistió en fundir el metal de 1,527 armas donadas voluntariamente para fabricar palas con las que se sembraron 1,527 árboles. De igual manera, en el 2012 trabajó en “Imagine”, otro proyecto en el que se recolectaron 6,700 armas decomisadas en Ciudad Juárez con las cuales se crearon 50 instrumentos como guitarras, bajos y flautas que eran tocados en vivo por varios músicos.

Fue así que en este año, siguiendo con un discurso político y social, Pedro Reyes empezó a colaborar con Cocolab, un colectivo multidisciplinario de proyectos artísticos y culturales multimedia, para crear y programar estos inusuales instrumentos que son operados a través de computadoras, utilizando software como Ableton Live, MIDI y Max MSP.

Esta ‘orquesta robótica’ requirió de músicos, ingenieros y programadores para darle un sentido artístico a estas armas letales, que en vez de quitar vidas, ahora son destinadas para crear vida y música.


“Yo creo que el propósito del arte es el idear maneras de transformar a los instintos más negativos en instintos creativos… Yo quiero que mi trabajo sea útil para transformaciones sociales y psicológicas” – Pedro Reyes

Puedes conocer más de la obra de Pedro Reyes visitando su portafolio web aquí.









Palas por Pistolas es una campaña de donación voluntaria de armas que inició en la ciudad de Culiacán en el 2008. Rompió el récord nacional juntando 1527 armas de alto poder que fueron fundidas para fabricar 1527 palas y plantar 1527 árboles.

PROYECTO ARMAS POE PISTOLAS 2008




PROYECTO IMAGINE 2012


No hay comentarios:

Publicar un comentario