jueves, 30 de enero de 2014

Una joven estadounidense inventa un supercondensador que revolucionará el mundo tecnológico


¿Baterías recargables de un 'chispazo'? Eesha Khare gana el premio Intel con un supercondensador que pretende recargar las baterías en 20 segundos.
Esta joven de 18 años echando mano a la nanoquímica, desarrolló una pequeña unidad que se encaja dentro de la batería de los teléfonos móviles, permitiendo que sean cargadas por completo en menos de medio minuto.





Los dispositivos móviles podrían recargarse en un futuro en un lapso de entre 20 y 30 segundos con la ayuda de un invento de una joven de 18 años. El aparato fue presentado en un concurso de ciencias en EE.UU. y se alzó entre los primeros lugares.

Khare comenzó a investigar este campo de la tecnología debido a que, como usuaria de smartphones, observó la rapidez con la que las baterías de estos dispositivos se agotan. "Mi batería siempre se muere", declaró.

Por ello, decidió buscar nuevos materiales con los que poder crear una batería que aumentara el tiempo en el que se mantiene cargada así como el número de cargas que se pudieran realizar en su ciclo de vida. De esta manera, pensó en los supercondensadores, un material capaz de almacenar gran cantidad de energía sin deteriorarse en gran medida, por lo que puede realizar mayor número de cargas.


Se trata de un supercondesador [dispositivo electroquímico capaz de almacenar una gran cantidad de energía en un pequeño volumen] que podría ser utilizado para recargar todo tipo de baterías. Aunque el invento ha sido aplicado para alimentar led (diodo emisor de luz, por sus siglas en inglés), la joven inventora cree que podría llegar aplicarse a las baterías de los celulares, tabletas y portátiles para potenciar la velocidad de carga.

La recarga no solo sería casi instantánea, sino que —según afirma su desarrolladora, Eesha Khare— el 'gadget' puede soportar hasta 10.000 ciclos de carga sin perder potencia ni rendimiento, lo que supone multiplicar por 10 el número de cargas disponibles en una batería convencional.

El proyecto aún se encuentra en una fase muy temprana y todavía se están estudiando sus posibles aplicaciones prácticas. Esta investigación abre vías de desarrollo en el campo de las baterías de dispositivos móviles, que no han evolucionado tanto en los últimos años en comparación con otros avances tecnológicos. 

Las baterías desarrolladas por la joven tienen cierto grado de flexibilidad por lo que se piensa en un mayor número de aplicaciones fuera de la tecnología móvil. "También es flexible, así que puede usarse en pantallas enrollables, ropa y telas", afirmó Khare.

Por ahora, estos dispositivos sólo se han probado en una lámpara LED, pero la idea de la joven es su aplicación en smartphones y otros equipos portátiles.

Khare ganó con su invento un premio de 50.000 dólares en el Intel International Science and Engineering Fair, concurso en el que compitió con más de 1.600 jóvenes científicos.

Khare ya había demostrado anteriormente su destreza para los inventos. Durante una pasantía internacional en la India, la joven estudió el problema de suministro de agua potable en 18.000 aldeas de la provincia de Gujarat y desarrolló un filtro para aplicarlo en los entornos rurales y modernos de todo el mundo.



“Estoy soñando. No puedo creer que me haya pasado esto”, aseguró Khare en una entrevista para la CBS en San Francisco.

Y es que Khare ha sido la ganadora de una beca de 75.000 dólares otorgada por Intel y por la que ha competido con más de 1.600 finalistas, superando a un estudiante rumano de 19 años que creó una inteligencia de bajo coste capaz de conducir coches y a un joven de 17 años de Louisiana que investigó nuevas formas de medir materia oscura y energía en el espacio.-

No hay comentarios:

Publicar un comentario