sábado, 11 de enero de 2014

EL INVENTO DE UN MECÁNICO QUE SALVARÁ MUCHAS VIDAS






El New York Times de hoy publica la noticia del invento del mecánico argentino Jorge Odón para facilitar partos complicados. El dispositivo, ya fue aprobado por la Organización Mundial de la Salud, ya tiene sponsors y compañía que lo fabricará. La OMS supervisará las pruebas.
Jorge Odón, mecánico de autos, creó su primer prototipo en su cocina, usando una jarra de vidrio como útero, la muñeca de su hija como bebé atrapado y una bolsa y manga de tela cosida por su mujer como dispositivo salvador.

La idea logró el respaldo de la Organización Mundial de la Salud y de importantes donantes. Una compañía de tecnología médica acaba de comprar la licencia para su producción.

Con el Dispositivo Odón un asistente coloca una bolsa plástica dentro de una manga plástica lubricada alrededor de la cabeza, la infla para que sujete la cabeza y tira de la bolsa hasta que salga el bebé.

Los médicos dicen que tiene enorme potencial para salvar bebés en los países pobres y tal vez para reducir cesáreas en los países ricos.

Mario Merialdi, coordinador jefe de la Organización Mundial de la Salud para el mejoramiento de la salud maternal y perinatal, fue el primero en ver las posibilidades del dispositivo.

Casi 10% de los 137 millones de nacimientos anuales en todo el mundo tienen complicaciones que pueden ser serias. Unos 5,6 millones de bebés nacen muertos o mueren pronto y alrededor de 260.000 mujeres mueren en el parto. El parto obstruido , que puede ocurrir cuando la cabeza del bebé es demasiado grande o cuando cesan las contracciones en la madre, es uno de los principales factores.

En los países ricos, complicaciones de ese tipo terminan en la sala de operaciones. En los pobres, si el bebé no sale, la madre no tiene a quien recurrir, dice Merialdi. Las actuales opciones en esos casos son los fórceps (grandes pizas redondeadas) o tazas de succión adheridas a la cabeza del bebé. En manos poco hábiles, cualquiera de los dos métodos pueden provocar hemorragias, aplastar la cabeza del bebé o torcer su columna.








Si bien todavía hay que realizar más pruebas al “Odón Device”, los médicos opinan que es seguro para que lo usen parteras con mínima capacitación.

El dispositivo ya consiguió donaciones de la United States Agency for International Development y de Grand Challenges Canada. El dispositivo será fabricado por Becton, Dickinson and Company, o BD, de Franklin Lakes, N.J., una empresa conocida por sus jeringas.

Hasta ahora, el dispositivo sólo ha sido probado con 30 mujeres argentinas en hospitales, todas las cuales ya habían dado a luz con anterioridad. La WHO vigilará las pruebas en más de 100 mujeres en situación de parto normal en China, India y Sudáfrica, y luego en 170 mujeres con parto obstruido.

El origen de la idea


En su garaje, Odón y sus compañeros mecánicos comentaban un video que mostraba cómo se podía sacar un corcho atrapado dentro de una botella insertando una bolsa de supermercado, luego inflándola hasta que rodee el corcho y luego tirando de la bolsa. En la noche tuvo la idea y a la mañana siguiente comenzó a moverse para hablar con un obstetra. El médico lo alentó y él se puso a trabajar.

“El problema del parto obstruido”, dice Merialdi, “necesitaba un mecánico. Un obstetra habría pensado en perfeccionar el fórceps o en perfeccionar el succionador al vacío. Por eso digo que hacía falta un mecánico. Y hace diez años el mecánico probablemente no habría tenido la idea porque no existía You Tube. Sin You Tube, Odón nunca habría visto el video”.



Salvar recién nacidos con bolsas de plástico

Por:  26 de noviembre de 2013
Screen Shot 2013-11-25 at 9.27.52 AM
Este simple invento diseñado por el mecánico argentino Jorge Odón podría evitar miles de muertes durante partos complicados en zonas pobres de países en desarrollo. Es más seguro y fácil de utilizar que los fórceps. La OMS ya lo ha apadrinado y está impulsando su fabricación masiva. Es un maravilloso ejemplo de creatividad basada en la sencillez.
Robots comportándose como humanos, pantallas táctiles constituidas por vapor de agua, detectores tempranos de cáncer, impresoras 3D, o Big Data aplicada a la gestión de las ciudades, fueron algunas de las impresionantes innovaciones presentadas el 21 y 22 de noviembre durante el inspirador evento Demand Solutions organizado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) en Washington DC.
Pero entre tanta innovación de base tecnológica, una muchísima más rudimentaria fue la que se llevó la mayor ovación de los asistentes: un dispositivo ideado por el argentino Jorge Odón que podría sustituir a los fórceps en partos complicados y reducir drásticamente el número de muertes y lesiones durante el alumbramiento en países pobres.

Odon device bagEl funcionamiento es muy sencillo: cuando el bebé ya está colocado para salir, con unas paletas flexibles se introduce una bolsa de plástico lubricada alrededor de la cabeza hasta que el fondo quede por detrás del cuello. Entonces con una pipeta se empieza a introducir aire en dicho fondo, de manera que una vez hinchado sirva para sujetar la cabeza, y sacarla fácilmente estirando poco a poco desde el otro extremo de la bolsa. Cuando la cabeza ya está fuera la bolsa se retira y el parto prosigue de manera convencional.
Una imagen vale más que mil palabras, y aquí podemos ver al propio Jorge Odón haciéndonos una demostración tras su conferencia:

Parece muy rudimentario. Lo es. Pero esta es justo su gran ventaja. 
En nuestros hospitales de países desarrollados cuando un parto se complica enseguida podemos disponer de un quirófano para recurrir a la cesárea. Y si se utilizan fórceps sin duda lo hace personal sanitario altamente capacitado. Pero la situación en zonas rurales del mundo en desarrollo es muy diferente. Allí según la OMS todavía mueren cada año más 200.000 mujeres y 3 millones de recién nacidos por complicaciones en el parto. El 99% de mortalidad materna durante el alumbramiento se da en países en desarrollo. Muchas veces no suele haber quirófanos para practicar cesáreas con seguridad, y cuando la cabeza del bebé es muy grande o la madre agotada detiene las contracciones, el uso de fórceps por personal no experimentado puede generar serias lesiones tanto en el recien nacido como en la madre.
Screen Shot 2013-11-25 at 6.39.33 PMJorge Odon me muestra unos fórceps e insiste: “que quede claro que esto ha salvado muchísimas vidas”, pero defiende que su OdónDevice es mucho más fácil de utilizar, más seguro, disminuye drásticamente el riesgo de traumas, hemorragias y transmisión de infecciones durante el parto, resulta igualmente muy económico, y puede convertirse en una herramienta que reduzca significativamente la mortalidad durante el parto en países en desarrollo.
No es sólo su opinión. La OMS lo ha apadrinado y definido como “la primera innovación desde los fórceps y los extractores de vacío inventados siglos atrás”, instituciones como el BID o la USAID lo están financiando, ya se ha probado con éxito en una treintena de mujeres argentinas, se están empezando ensayos clínicos para analizar su eficacia en el mundo en desarrollo, y en breve empezará su fabricación masiva.
Imaginado durante un sueño
Screen Shot 2013-11-25 at 6.27.21 PMAdemás la historia del OdonDevice es particularmente bonita. Empezó hace casi 7 años cuando Jorge vio un video de youtube donde se utilizaba una bolsa de plástico para sacar un corcho atrapado dentro de una botella de vidrio. Tras verlo repitió el mismo truco ante sus compañeros del taller mecánico para ganar una apuesta, pero esa misma noche despertó a las 4 de la madrugada con un momento eureka: el mismo mecanismo podía servir para sacar al bebé en partos complicados. Entusiasmado Jorge despertó a su mujer para explicarselo, a lo que ella respondió “está loco” y se giró a dormir de nuevo.
Jorge explica que durante estos años ha acumulado respuestas iniciales de similar incredulidad, pero su tesón y apoyos en momentos clave han hecho que su idea creativa reciba premios y esté a punto de convertirse en una realidad.
Durante el evento DemandSolutions organizado por el BID, su presidente Luis Alberto Moreno dijo que la institución estaba empezando un gran y decidido esfuerzo por fomentar la innovación en América Latina, no sólo en áreas científicas sino también en aspectos sociales y educativos, y que “como institución queremos ayudar a conectar personas que tengan ideas con personas en busca de soluciones, y proveer recursos”. La historia del Dispositivo Odón es un paradigma de esta creatividad individual, apoyo de organizaciones, y seguramente innovación final con enormes beneficios en el mundo en desarrollo. Y nace de la humildad.



Al final el sueño trastornó tanto a José que le robó la muñeca a su hija y empezó a trabajar en la idea y visitar doctores (sin saber absolutamente nada de medicina ni partos complicados, ya que sus hijos fueron naturales). La idea evolucionó y ahora está patentada. Una agencia, que lo representa, recibió 61 millones de dolares para desarrollos y creen que el de Odón es de los más prometedores, pero no solo eso: ayudará que cuesta menos de 50 dolares hacerlos, y que en países pobres disminuirían la preclamsia fatal en grandes cifras. 
El 10 por ciento de los 137 millones de nacimientos en el mundo tienes complicaciones. Casi 5.6 millones de bebes nacen prematuros o mueren rápidamente. Casi 260,000 mujeres mueren en el parto. Una de las mayores causas es que hay una labor obstruida, que es cuando la madre está exhausta o paran las contracciones por el tamaño de la cabeza del bebé. 
Aprende del señor Odón. Digan lo que digan: Sigue a tu intuición.


No hay comentarios:

Publicar un comentario