jueves, 30 de enero de 2014

David, el joven inventor que quiere combatir el robo de auto

Su trabajo fue el más innovador de la Feria Provincial de Ciencias. Ahora competirá en Buenos Aires. Es alumno del colegio técnico Manzotti.

La necesidad de conseguir una alarma que resultara segura para su propio auto lo empujó a crear un sistema de alta tecnología para proteger los vehículos contra robos. Su idea resultó tan revolucionaria que obtuvo un premio por ser el trabajo más innovador de la Feria Provincial de Ciencias que se desarrolló a fin de setiembre. Además, la embajada de Italia le ofreció sus servicios para que cuente con becas y fondos para costear el proyecto.

Su creador, David Giampaoletti (17), se ensancha de alegría. Nunca imaginó que su tarea silenciosa terminaría asombrando al público de Mendoza y menos aún que pasaría a competir contra las mejores presentaciones de todo el país. El lunes viajará a Buenos Aires para exponer su adelanto en la Feria Nacional de Ciencia y Tecnología 2007, que se realizará en Vicente López. Allí participará por contar con el trabajo más innovador de la provincia, pero también por obtener el primer puesto en la especialidad electrónica, un lugar que comparte junto con una escuela técnica de Junín (ver aparte).

El joven comenzó a trabajar en su invento por simple hobbie en enero de este año. Su pasión por el análisis y la investigación la lleva desde chico. “Mi papá es electricista, así que cuando en vez de agarrar los juguetes me entretenía con los circuitos eléctricos”, señaló David, alumno de 2do año de Polimodal del colegio técnico Daniel Manzotti de ciudad.



Semejante trabajo ha hecho que las autoridades de la escuela se muestren más que orgullosas. Su director, Daniel Costella, contó que desde que David ingresó al establecimiento ha ganado todas las muestras internas que se organizan en el lugar. Además agregó que hay que apoyar a los jóvenes cuando surgen este tipo de iniciativas. “Es buen alumno. Sólo hay que apuntalarlo en matemática porque no le gusta mucho. Prefiere la electrónica”, puntualizó.

Un resultado perfecto

Luego de un arduo esfuerzo, que implicó varias horas de encierro, incluso para el Día del Estudiante, el joven logró su objetivo: un sistema útil para combatir el robo de autos, motos y tractores, entre otros, que no supera los 1.500 pesos. “Parte de 300 pesos, y a medida que se incorpora tecnología va aumentando el precio, pero igual es un cálculo accesible en comparación con otras alarmas que son más caras y traen menos cosas”, explicó.

Sucede que el resultado de su investigación supera todo lo conocido hasta ahora en materia de seguridad de automotores. Cuando la persona detecta que la están robando o no encuentra el vehículo en el lugar que lo dejó estacionado, el dueño debe llamar a un número de teléfono que el joven asigna al sistema de alarma. Inmediatamente se activa un modo inteligente que realiza varias operaciones.

La primera consiste en cortar la corriente para que el auto o moto no pueda volver a encenderse. Después se activa una alarma sonora que alerta a los vecinos del lugar y a la policía. El otro paso aparece cuando la persona mantiene la llamada durante varios tonos. Al hacer esto, el sistema atiende solo y transfiere el mensaje directamente a un micrófono oculto en la cabina del vehículo que permite escuchar la conversación y planes de los ladrones en tiempo real.

Pero eso no es todo. David agregó una nueva función, denominada“Alarm Call”. Cuando la persona está lejos de su vehículo y empieza a sonar la alarma, el sistema recoge la señal en tres segundos y hace una llamada al propietario para avisarle lo que ocurre. A partir de ahí, el dueño puede utilizar las acciones anteriores.

Una vez que la Policía encuentra el vehículo es necesario desactivar el sistema de seguridad. Para esto, David inventó un panel de código. A través del marcado de 6 dígitos, que elige el propietario, el automotor vuelve a su estado normal.

La aplicación está pensada para todo tipo de vehículos y sirve para el resto de la Argentina, ya que el sistema trabaja con GSM. El otro dato interesante es que permite realizar la llamada a través de mensajes de texto y también desde las páginas web habilitadas para enviar contenidos a los celulares.

A pesar de los logros, David reconoce que el trabajo da para más. Actualmente se encuentra estudiando otros procedimientos para sumar a su proyecto, como activar con la llamada un sistema de fotografía ubicada en la cabina para que luego la policía pueda identificar al ladrón.

“También un proceso para que no se pueda remolcar el vehículo, trabando las ruedas traseras. Y cuando salga el sistema de video-conferencia vamos a poder usar la tecnología para obtener imágenes, además de sonido dentro del interior del auto. Otra mejora es la de GPS, para saber las coordenadas exactas de su ubicación”, agregó el joven, al tiempo que remarcó haber recibido el apoyo permanente del colegio y de sus familiares.


No hay comentarios:

Publicar un comentario