martes, 24 de diciembre de 2013

Power Trekk: Carga baterías con agua

Hace un año presentamos, con la boca abierta, un prototipo que le daba grandeza al sodio y resolvía urgencias al mismo tiempo. Se trataba del Signa Power Trekk, un dispositivo que funcionaba como cargador de baterías de móviles luego de que se le insertara agua en su interior y éste la convirtiera en energía a través de un sistema que usaba al sodio y generaba gas de hidrógeno. Hoy este prototito ya es una realidad y se ha puesto a la venta. Refresco de memoria, precio y nuevo video de este producto que carga baterías con agua.

A todos nos ha pasado. Estar sin corriente eléctrica por algún corte momentáneo, estar en una carretera con el coche averiado, estar en una situación de emergencia o no, pero en lugares donde la energía eléctrica no es tan corriente (qué perspicaz soy, por favor) como quisiéramos. Factores comunes de estas situaciones: necesitar con urgencia hacer una llamada telefónica y que el indicador de batería de tu móvil esté en cero. Además de desesperarse o apelar al milagro de que alguien más nos preste un móvil, estamos perdidos. Pero donde no abunda corriente eléctrica, pueden abundar corrientes de agua. Y desde un lago a un charco de agua, o desde un grifo hasta una botella personal que usas para refrescarte, pueden serte de utilidad para cargar tu moribundo móvil. ¿Cómo? Usando Power Trekk, un dispositivo que carga baterías con agua y que no contamina nada.

Si tan sólo hubiera tantos tomacorrientes como charcos de agua en el mundo, este invento no sería hoy una realidad, pero lo es. El Power Trekk, como ya contamos cuando las primeras investigaciones se estaban llevando a cabo hace un año, es un pequeño dispositivo con forma de jabonera o más bien de estuche de lentillas que tiene la función de cargar tu móvil con el elemento que nos da vida y constitución. Volcando agua de cualquier origen (sí, de ese también) sobre su interior, este cargador de móvil puede transformar ese líquido en energía para la batería del móvil al usar distintos tipos de químicos (siliciuros, en su mayoría) que, al entrar en contacto y reacción con el agua, generan gas de hidrógeno. Como indican en su sitio de preguntas y respuestas, el cargador debe ser luego expuesto al aire a través de una membrana de intercambio, donde el oxígeno completará la fórmula que reaccionará generando energía que pasará de la pila de combustible delPower Trekk a tu batería a través de un cable USB.




Por supuesto, el sistema tiene detalles más técnicos y científicos de funcionamiento que ya trató nuestro experto en el rubro, pero básicamente es lo que planteamos: convertir agua, incluso residual, en una máquina de electrochoque para revivir a tus dispositivos electrónicos muertos. El sistema mostrado y desarrollado por la compañía de origen Sueco, MyFC, tiene una utilidad que se reconoce a simple vista, y conteniendo una batería interna de 1500 mAh que puede ser recargada con energía solar o vía PC, ofrece 4 watts por hora. Más que suficiente como para revivir tu móvil y hacer la llamada. 


Power Trekk está ya a la venta y se consigue por 200 euros.
Sitio Oficial:PowerTrekk






SIGNa PowerTrekk: Baterías recargables con agua


Cuando pensamos en la carga de una batería, la primera imagen que accede a nuestra mente es, probablemente, una toma de energía de pared, no una botella de agua. SIGNa Chemistry Inc. es una empresa que está dispuesta a cambiar el concepto conocido y establecido a partir de la creación de una célula de hidrógeno, que puede ser comercializada en forma masiva, y que es capaz de trabajar de mismo modo que lo haría una célula de combustible de bolsillo. Este dispositivo de carga para pequeñas baterías tiene como objetivo el mercado de los teléfonos móviles y otros dispositivos pequeños donde la necesidad de una carga de energía debe ser instantánea y por supuesto, donde no exista suministro de energía de red disponible. Entérate sobre su funcionamiento en este artículo.



El dispositivo, que se ha denominado SIGNa PowerTrekk, funciona de una manera muy sencilla. Sólo debes encontrar agua y agregársela a la celda de energía. Con esta simple acción, el dispositivo será capaz de generar energía y recargar baterías sin la necesidad de una toma de corriente o de paneles solares. Estas son, sin duda alguna, muy buenas noticias si descubres que te has quedado sin energía por la noche y en un campamento alejado de toda civilización. La parte más interesante de esta ecuación energética es que cualquier tipo de agua es útil, es decir, estamos hablando de agua sucia, de río, de mar, e incluso de aguas residuales. El investigador James Dye, trabaja con SIGNa Chemistry Inc. para producir siliciuros de metales alcalinos derivados, básicamente, de la sal y la arena. Dye afirma que mediante la adición de agua a estos siliciuros, su equipo de investigación produce un gas de hidrógeno a baja presión que se puede convertir en electricidad mediante una célula de combustible (o pila de combustible) de bajo costo.


La tecnología empleada para lograr el funcionamiento de estos dispositivos es un logro muy inteligente donde la química aplicada al Sodio y, en particular, a los Siliciuros de Sodio (NaSi) permite obtener energía en combinación con el agua. Normalmente, cuando el sodio entra en contacto directo con agua reacciona y produce gas de hidrógeno. Esta reacción es muy violenta y libera una considerable cantidad de calor. El logro científico obtenido por SIGNa Chemistry Inc. es haber encontrado la forma de evitar esta reacción violenta mediante una síntesis a medida (obtención de derivados y compuestos) del siliciuro de sodio, con los que se puede crear una reacción más fácil de controlar y predecir. Recordemos que el hidrógeno es un elemento que no se encuentra solo en la naturaleza y únicamente se puede obtener mediante la descomposición del agua. La manipulación de este gas no es sencilla ya que explota fácilmente, pero los beneficios y el rendimiento alcanzados con su uso y aplicación en las células de combustible son excelentes. El mundo se está haciendo eco de este logro científico, observa este video.



SIGNa PowerTrekk: Baterías recargables con aguaSIGNa PowerTrekk: Baterías recargables con agua


Hasta el momento, la empresa no ha dado a conocer ningún detalle sobre la forma en que procesan el siliciuro de sodio, pero algunos documentos anteriores, publicados por la empresa, sugieren que puede ser a partir de una “absorción” de sodio dentro del sílice cubriendo el producto obtenido con una forma de gel de silicona, disponible en el mercado. Luego, estaría tratado con una aleación líquida de sodio y potasio logrando de este modo la creación de un polvo negro, al que luego se daría una amplia gama de tratamientos térmicos para mejorar su estabilidad. Vale aclarar que este no es el primer desarrollo realizado por la compañía a partir de sus sistemas basados en células de hidrógeno que funcionan con agua. Hace pocos meses, la noticia de una bicicleta eléctrica abastecida con la energía producida por este sistema hacía furor en la web. Hoy, la novedad es que el sistema ya está preparado para ser comercializado y utilizado por el público en general para recargar sus pequeños gadgets, en cualquier lugar y a cualquier hora, gracias a uno de los elementos más naturales que existen: el agua. PowerTrekk ya está listo para producir energía limpia cuya única emisión de residuos es vapor de agua.
Con un poco de agua puedes obtener energía suficiente para recargar las baterías de tus gadgets PowerTekk ya es una realidad de mercado para generar energía limpia

No hay comentarios:

Publicar un comentario