lunes, 2 de diciembre de 2013

"Esto no es un teléfono móvil, es algo más". Entrevista a Miquel Ballester, de FairPhone

Hace unos días os descubríamos el proyecto Fairphone, que tiene como singular objetivo “crear el primer smartphone del mundo totalmente justo“. Como sus responsables apuntan, se trata de un camino paso a paso en el que ese objetivo aún está lejos de su visión.
Esta iniciativa que antepone los valores sociales al resto de objetivos es una de las más valientes y notables de los últimos tiempos, y hemos querido ponernos en contacto con sus creadores para que nos contesten a unas preguntas. Aquí tenéis el resultado de la entrevista a Miquel Ballester, un mallorquín que se encarga de la estrategia de producto en Fairphone.

Un smartphone con conciencia social

Es importante ponernos en antecedentes sobre un proyecto tan singular como el que ha iniciado Fairphone. Una parte importante de su iniciativa se basa en el uso de “minerales libres de conflicto“, un concepto que como explica Ballester en la entrevista tratan de conseguirse sin financiar en este caso los conflictos armados que se están dando en la República Democrática del Congo.
Sobre este tema es interesante la charla de apenas 9 minutos que Bandi Mbubi —activista y refugiado— dio en TEDxExeter en abril de 2012, y en la que cuenta precisamente la relación entre los dispositivos electrónicos que manejamos a diario —sobre todo, en el caso de los teléfonos móviles— y la obtención de los minerales que forman parte de dichos dispositivos.
El vídeo —esperamos que le hayáis dedicado unos 10 minutos que se merece de verdad— es la antesala perfecta del proyecto Fairphone, que precisamente trata de ayudar a concienciar al gran público sobre la situación real que atraviesa esa obtención de minerales para nuestros dispositivos móviles. No solo eso: como apuntaba nuestro entrevistado, esa conciencia social se centra en todo el ciclo de vida entero, incluyendo fabricación, distribución o reciclado, por ejemplo.

Miquel Ballester, de Fairphone, contesta nuestras preguntas

Los responsables del proyecto celebraron la pasada semana el logro del primer e importante objetivo inicial: la reserva de 5.000 smartphones que garantizan la fabricación de un primer lote de 20.000 teléfonos. De hecho, la campaña sequirá activa unos días más, y los interesados podrán reservarse el acceso a uno de los teléfonos de ese primer lote con la “edición especial”.
Ese logro nos animó a ponernos en contacto con Fairphone, y en concreto con Miquel Ballester, que trabaja en dicha iniciativa desde hace años y que amablemente contestó a nuestras preguntas de una forma sincera y clarificadora. Os dejamos con esa entrevista.

Xataka. ¿Cómo se inició el proyecto?
Fairphone. Fairphone es una empresa social. Comenzamos el proyecto en 2010 como una iniciativa para destacar el conflicto con los minerales en la electrónica actual, y las guerras que la obtención de estos minerales se están impulsando en la República Democrática del Congo. Fairphone es una iniciativa creada por Bas van Abel y por Peter van der Mark.
FairphoneBas van Abel en viaje reciente a la RDC
Esa campaña se ha estado llevando a cabo en los últimos tres años, hasta que en Fairphone nos dimos cuenta de que para desvelar la historia de la provisión, producción, distribución y reciclado necesitábamos fabricar un teléfono móvil.
Xataka. ¿Qué tipo de inversión se ha realizado en el proyecto?
Fairphone. Como un proyecto de la Waag Society, Fairphone recibió inversión de Waag, Stitchting Doen y el NCDO. También ha recibido inversión de Bethnal Green Ventures para participar en un Bootcamp de startups y establecer su propuesta de negocio en Londres, además de 400.000 euros recibidos más tarde para cubrir sus operaciones hasta la campaña de pre-reservas.
Empresas como Vodafone, KPN, Rabo Mobiel, GSM RetourPlan y GSM Loket también han dado su apoyo, y por ejemplo se han reservado 1.000 smartphones para la operadora KPN como parte de ese acuerdo de colaboración. Se trata de una inversión de impacto social.
Xataka. ¿Qué sistemas operativos han probado aparte de Android? ¿Ubuntu, Tizen, Firefox OS, Sailfish OS? ¿En qué estado se encuentra ese soporte?
Fairphone. Pongámonos en antecedentes. Partimos de un terminal base del catalogo de A’Hong. Sobre ese terminal hemos hecho cambios estéticos y en este momento se esta diseñando la PCB para el nuevo hardware. En general hemos hecho algunos cambios para aumentar la calidad y añadido los condensadores de tantalio de la iniciativa Solutions for Hope y la pasta de soldar de estaño de la iniciative CFTI (Conflict Free Initiative), entre otros cambios.
Dicho eso, será un teléfono rootable, pero nosotros nosotros no desarrollamos mas que el Fairphone OS (basado en Android). Pero estamos haciendo diferentes esfuerzos para hacer un llamamiento a las comunidades de desarrolladores. El software libre es también más justo.
Xataka. ¿Se encargará Fairphone o sus desarrolladores de publicar ROMs de algunos de esosSSOO?
Fairphone. Estamos diseñando un plan para conectar con comunidades de desarrolladores. El objetivo de Fairphone es que la gente pueda mantener sus teléfonos el máximo de tiempo posible, reducir la obsolescencia del producto, y para ello las actualizaciones y otros sistemas operativos abiertos son fundamentales.
Fairphone no es un teléfono, es un movimiento de gente que cree que podemos trabajar hacia una electrónica mas justa en todos los sentidos, desde ONGs, responsables de marketing, mineros, consumidores, fabricantes. Desde las condiciones de trabajo hasta el reciclaje pasando por sistemas más abiertos que potencian la participación y la concienciación de todo lo que conlleva hacer un teléfono móvil.
Xataka. ¿Por qué se eligieron esos componentes hardware?
Fairphone. Si te refieres a los subcomponentes del producto, fabricando solo 20.000 móviles no tienes toda la libertad del mundo. Hemos podido cambiar algunos y seguiremos haciéndolo si la gente cree que esto es interesante y nos apoyan. La industria tiene muchos protagonistas distintos y hay mucha gente a la que hay que convencer. Nunca ha sido nuestra proposición hacer un producto muy avanzado a un precio alto. No nos podemos posicionar a otro nivel. Esto no es un teléfono móvil, es algo más.
Xataka. ¿Quién fabrica estos smartphones, donde y en qué condiciones?
Fairphone. La empresa A’Hong, en sus factorías en ChongQing (China). El software esta parcialmente desarrollado por KwameCorp en Portugal y en el Reino Unido. Fairphone es un ecosistema, no solo un teléfono y ese ecosistema se compone de un proceso de “fabricación” en muchas partes del mundo.
No podemos pensar solo en el producto. Hay tanto trabajo, tantas ideas puestas en el modelo de negocio, que sería injusto decir que es solo un producto fabricado en China. Mejor dicho, hecho con orgullo en China. Podeis leer sobre nuestros desafíos al respecto aquí.
Fairphone
Hemos empezado con las condiciones en nuestro fabricante A’Hong. La fabricación de nuestro producto se hace en menos de una semana (ensamblaje) si no tenemos en cuenta el desarrollo. Pero queremos tener una influencia mas allá de esa semana de fabricación. Estamos trabajando en un programa de evaluación social que va mas allá de las típicas auditorias. Entre otras cosas, estamos desarrollando un fondo de ayuda social y creando sistemas de libre elección para que los trabajadores decidan en qué se gasta el dinero de ese fondo. Esto conlleva mucho trabajo legal y conlleva pasar por varias capas de administración de nuestro proveedor. Es el plan e intentamos ser lo mas transparentes posible así que si fracasamos también os lo contaremos. Es parte de la aventura de este verano.
No trabajamos con los proveedores de nuestro proveedor (segundo nivel) de momento. Pero eso demuestra el trabajo que nos queda por hacer después del primer teléfono móvil. Queremos abrir el sistema, entenderlo y actuar desde dentro.
Xataka. ¿Hay una versión más potente planteada para el futuro?
Fairphone. No nos centramos en la tecnología, sino en el impacto social. No es nuestro modelo, pero siempre intentaremos estar en el mercado con una oferta atractiva y comparable con otros productos.
Xataka. ¿Cómo definirías los materiales “libres de conflictos” como el estaño y el tántalo usados en Fairphone? ¿Cómo se consiguen esos materiales normalmente, financiando milicias?
Fairphone. Lo mejor es que consultéis el trabajo de Solutions Network. Sería injusto resumirlo en tres líneas. En el este de la República Democrática del Congo sigue existiendo una guerra no oficial. Hay muchos grupos armados que siguen implicados en una lucha que es difícil de explicar y de entender.
Fairphone
El caso es que estos grupos extorsionan a las comunidades para conseguir financiar sus actividades. Una de las fuentes de dinero es la aplicación de tasas ilegales impuestas a mineros artesanales por trabajar en ciertas zonas (especialmente en los Kivus). La gente sigue muriendo, las mujeres siguen siendo violadas y hay niños a los que no les queda mas remedio que trabajar en la minería.
Fairphone
Esto sigue pasando todos los días, mientras aquí nos preocupamos por cual será el color de nuestra próxima carcasa. Podriamos haber hecho un ordenador o un tablet, da lo mismo, es un problema sistemático, y con este producto (que no es perfecto) lo que intentamos es traer mas transparencia a la industria. Es necesario que hablemos de estas cosas, y también de las cosas que la industria ya está haciendo en la buena dirección. En Fairphone no reinventamos la rueda, pero traemos visibilidad a temas que normalmente se solucionan por debajo de la mesa.
Xataka. Según se comenta en el blog oficial, esos fondos permitirán fabricar un primer lote de 20.000 teléfonos. ¿Los usuarios que llegan tarde a esos 5.000 teléfonos también entran en la edición especial? ¿Es esa cantidad (20.000 unidades inicialmente) fija aun consiguiendo muchos más fondos en los días que quedan?
Fairphone. La edición especial es para todos aquellos que están haciendo posibles los primeros pasos de esta empresa social en una industria como esta. Somos una ONG que ha decidido usar las herramientas del mercado para tener mas impacto. No hay nada fijo en este mundo. Tomamos decisiones cada día. Podéis leer por qué hemos utilizado el modelo de financiación colectiva y por qué es bueno manternernos alejados de otros inversores en este momento.
Xataka. Tres euros del importe de cada teléfono irán a Closing The Loop. ¿En qué países actuará este organismo para el reciclado?
Fairphone. Estamos trabajando en el plan. En principio con los 20.000 móviles que vendemos nosotros Closing the Loop puede traer 100.000 móviles de vuelta de Ghana. Es un contenedor entero así que los detalles están aún por ultimar. El modelo es traer esos móviles de vuelta a Holanda para su correcto reciclaje. La gente que entrega sus móviles obsoletos recibe dinero por ellos.
No es una solución optima, pero Closing the Loop trabaja para demostrar que las empresas de reciclaje también tienen negocio en Ghana (y en otros países) y así evitar el reciclado informal que tanto daño hace a las comunidades.
Xataka. ¿En qué consiste la capa de interfaz creada por Kwamecorp? ¿Por qué se decidió integrarla en lugar de ofrecer una experiencia Android puro?
Fairphone. Es la típica pregunta de un desarrollador ;). Fairphone no tiene una estrategia de mercado. No tiene un mercado objetivo. En broma decimos: “Fairphone: es para geeks holandeses y para amas de casa alemanas“, así de diversa es nuestra comunidad. Tenemos una visión holistica (completa) del producto. La experiencia de Android puro estará también disponible (probablemente a través de la web). El trabajo de Kwame se basa en traer esa idea de “justicia social” también a la experiencia del usuario, que por cierto será de código abierto. Así que si queréis podéis desarrollar sobre Fairphone OS (basado en Android, como explicamos en el Mobile World Congress) para hacerlo mas fácil para vuestra abuela por ejemplo.
Xataka. ¿Hay otros elementos preinstalados por defecto en estos terminales?
Fairphone. Estamos buscando aplicaciones interesantes que transmiten nuestros valores y que nos gustaría fomentar. Cada cual será libre de borrarlas, pero igual alguien le pica el gusanillo y descubre nuevas historias sobre tecnología mas justa para un modo de vida mas justo.
Xataka. La decisión de no incluir cargador o accesorios como auriculares es singular. ¿Qué factores tuvieron más peso? ¿Evitar más elementos que más tarde se convierten en desechos? ¿Ahorrar costes?
Fairphone. No hemos recibido queja de momento. El que quiera puede comprar un cargador en nuestra web o sacarlo del fondo del cajón de cables que todos tenemos en casa, ya que se trata de un cable con un conector estándar microUSB (tipo B). Con los auriculares es la misma historia. Mucha gente prefiere comprar unos auriculares de calidad que los que vienen de “regalo” con los móviles. Es la libertad de elección y por supuesto traer menos “cacharros” al mundo si no son completamente necesarios. Os aseguro que no se ahorra nada en costes. En general estos accesorios son baratísimos para las marcas.
Xataka. ¿Qué materiales no plásticos piensan usar para la carcasa en ese plan a largo plazo? ¿No incrementará eso el coste de forma notable?
Fairphone. Si te refieres a si vamos a dejar de usar plástico… Otros materiales no tienen porque ser más sostenibles cuando miras el ciclo de vida entero. Estamos intentando usar plástico reciclado pero supone un cambio en proveedor difícil cuando solo fabricas 20,000 móviles. Si vosotros nos ayudáis, llegaremos mas lejos. Esto es la economía de mercado, cuanto más vendamos más lejos podemos llegar en nuestro objetivo. ¿Paradójico, no?

No hay comentarios:

Publicar un comentario