lunes, 23 de diciembre de 2013

Como funciona el Microondas


El Microondas





El microondas forma parte de nuestro día a día desde que comenzase su producción para uso doméstico allá por 1967. Pero para llegar a ese momento, muchos fueron los pasos que se dieron en el terreno de la ciencia. El más importante de todos, tuvo lugar en 1888 cuando el profesor Hertz construía un aparato para mostrar a sus alumnos la existencia de las ondas electromagnéticas teorizadas por Maxwell. Cuando sus alumnos le preguntaron por las utilidades que podía tener en el futuro un dispositivo similar, Hertz contestó: “supongo que ninguna”. No podía estar más equivocado.



No fue hasta mediados del siglo XX cuando se descubrió una de las principales utilidades de las microondas: calentar alimentos. Fue el ingeniero Percy Spencer quien casualmente, mientras comprobaba dispositivos para radares, notó cómo la chocolatina que tenía en su bolsillo se derretía al estar cerca del generador de microondas. Para verificar que efectivamente se debía a las ondas, Spencer probó a colocar en su campo de acción unos granos de maiz que, en pocos segundos, se convertían en palomitas.




Funcionamiento del horno de microondas electrodoméstico



La base científica que explica cómo opera un horno de microondas es la siguiente: los alimentos contienen normalmente moléculas de agua, éstas tienen la característica de un dipolo eléctrico (parecido a un imán pero estos tienen un dipolo magnético), es decir, poseen un extremo con carga positiva y un extremo con carga negativa.

El campo electromagnético generado en el horno mueve literalmente las moléculas de agua (también las grasas y otras sustancias polares de los alimentos) orientándolas en una dirección. Pero apenas las moléculas de agua (grasas y demás) se orientan en una dirección determinada, el campo magnético se invierte, con lo que todas las moléculas de agua cambian su posición (rotan). Estas inversiones de la orientación del campo electromagnético suceden rápidamente, a razón de 2.500 millones de veces por segundo, lo que produce calor por la agitación molecular (El calor es directamente relacionado con la vibración o agitación molecular). Por tanto, el alimento se calienta por excitación de las moléculas de agua, que se están moviendo, girando sobre sí mismas, a gran velocidad.

Entonces, en el horno microondas un tubo electrónico, el llamado "magnetrón", genera un campo de fuerza alterno. Las móleculas dentro de la comida -sobretodo las móleculas de agua polarizadas, pero también los aminoácidos, lípidos y proteínas- son forzados a sí mismos a alinearse con el rápidamente cambiante campo eléctrico alterno.

Ésta oscilación crea una considerable fricción intermolecular que produce la generación de calor. Así la comida (los alimentos) es calentada (o cocinada) de adentro hacia afuera por las microondas. Esto es contrario al convencional calentamiento (o cocción) de la comida en la que el calor se trasfiere convencionalmente del exterior al interior.






 





No hay comentarios:

Publicar un comentario